Y si…?

Y si estoy siendo maltratada y no me doy cuenta? O mas bien, no quiero darme cuenta.

A lo mejor prefiero omitir esas partes en las que mi cabeza me manda señales de peligro, señales en las que me grita que eso no esta bien, que no aguante eso. Pero luego hace algo bonito y se te pasa.

Cuando no te sientes deseada, cuando crees que se aburre contigo, que prefiere hacer otras cosas (futbol) antes que estar contigo. Intentas que este contento y aun asi siempre pasa algo que le pone de malas.

No puedes evitar tener miedo por aquella vez… que no te golpeó, pero se le fue un poco la mano. No te lo sacas de la cabeza, esa mirada de odio, esos gritos, no se callaba, preferiste no responderle para ver si se callaba y te dejaba en paz, pero no, él no sabe parar, y al final te agarró de los pelos, te zarandeó mientras te gritaba y al final terminasteis tirados en la cama (menos mal que no caimos al suelo) y solo puede llorar, y quiere huir, sabes y eres consciente de que eso no esta bien. Quieres pedir ayuda, que te saquen de eso, pero no te atreves. Y lo dejas pasar una vez mas.

Pasa el tiempo y los gritos siguen, no te toca, pero cada vez que discutís se la apaña para hacerte culpable. Se hace la victima, sobre todo cuando hay gente delante. ¿Y tú qué haces? Procurar no discutirle para que no se ponga se esa manera que seamos sinceras, te da miedo. Y así van pasando los días. Y cada vez te ves mas atrapada, mas harta, pero… ¿Cómo sales de ahí?

Desamor

¿Como sabes que es la decisión correcta?

Creo que es salgo que solo el tiempo lo dirá. Aunque ese tiempo se hace largo, muy largo. Siento como cada parte de mi ser se parte en mil pedazos cuanto mas te alejas de mi.

Realmente no quiero que esto pase, no quiero perderte. Pero tampoco quiero lastimarte mas. No soporto hacerte daño. No quiero ser egoísta y retenerte a mi lado, haciéndote infeliz solo por ser un poco mas feliz yo. Desde el primer momento supe que eras diferente, me enamoré de ti sin poder evitarlo. Cada día notaba como iba cayendo mas y mas al vacío del amor, un amor que a ninguno nos ha hecho bien. ¿Que si sabía lo que iba a pasar? Claro que si, pero no podía evitarlo. Te necesitaba tanto, te necesito tanto. Necesito tu calor, tu olor, tu voz, tus caricias, tus besos, tumbarme sobre tu pecho. Y lo que mas me duele… es que… ¡maldita sea! Encajábamos como dos piezas de puzzles hechas precisamente para estar unidas. Tu cuerpo encajaba perfectamente en el mío. Y ahora… ahora solo queda el vacío…

El dolor

Muchas cosas hacen daño, pero lo que mas duele es una puñalada de la persona que menos esperabas.

Te cansas de ayudar, de mirar por los demás, te vas cansando. Porque no pueden dejar de hacer daño… ¿tanto dolor nos merecemos? ¿Que es lo que hemos hecho mal para merecernos todo esto?

Ayuda, eso es todo lo que necesitamos para superar el dolor del pasado o del presente. Porque si, aunque lo intentes hacer bien, siguen haciéndote daño. Gritas ayuda, piden ayuda hasta con señales de humo. Y todos parecen ciegos, nadie te ayuda, todos miran a otro lado centrados en sus propias cosas.

¿Que es lo que te queda? Se pasan muchas cosas por la cabeza y ninguna buena.

Decisiones

Hay decisiones que tomamos que nos parten en dos, que nos destruyen por completo y poco a poco notas como cada día, esa decisión que en algún momento parecía la mejor, se esta convirtiendo en tu peor pesadilla.

Cada día te levantas intentando no pensar demasiado en ello, pero siempre hay alguien que te lo recuerda y notas como cada vez te rompes mas y mas. Quieres volver corriendo y deshacer esa decisión, pero en el fondo sabes que no debes, que es lo mejor que has hecho y que así debe quedarse. Pero no puedes evitar preguntarte ¿y si no hubiera tomado esa decisión?

Nunca sabrás que hubiera pasado, pues ya esta hecho, pero cada día te martirizas un poco mas haciéndote esa pregunta o ¿y si volviera y lo arreglase? No, eso no debes hacerlo porque de hacerlo, todo lo que has conseguido hasta ahora se irá a la mierda.

Esa decisión fue tomada por amor, por amistad, por ayudar, pues así debe seguir. Y hay que seguir luchando porque todo siga así, aunque en el fondo sientas como va matándote poco a poco.

Noches sin poder dormir

Todos los días me pasa lo mismo. Me levanto con mucho sueño, cansada y con unas ganas terribles de volverme a la cama. 

Me paso el resto del día medio dormida, y si me descuído me duermo de verdad en cuamquier sitio…

Llegan las 7 de la tarde y comienzo a despertar y a estar más activa. Ya ni decir a las 12 de la noche… Que parezco un búho.

Conclusión… Debo de ser nocturna, si no no entiendo como durmiendo tan poco, por la noche no tengo sueño.

Necesito dormiiiiir